Importancia del Reglamento Interior de Trabajo en Guatemala

El Reglamento Interior de Trabajo, es el conjunto de normas que tiene como objeto regular los derechos y obligaciones que deben observar los trabajadores y el patrono con motivo de la prestación de un servicio.

Para los patronos que tiene más de diez empleados contar con un Reglamento Interior de Trabajo, autorizado por la Inspección General de Trabajo, es una obligación legal cuyo incumplimiento puede ser sancionado con la imposición de una multa de diez a veinte salarios mínimos.

Con frecuencia, el Reglamento Interior de Trabajo, es considerado simplemente como un instrumento de cumplimiento obligatorio dejando por un lado las ventajas que el mismo tiene para mejorar las relaciones obrero patronales.

A continuación se presentan algunas ventajas de contar con dicho documento:

1. Regula derechos y obligaciones:

si bien es cierto, el Código de Trabajo establece una serie de derechos y obligaciones generales, por medio del Reglamento Interior de Trabajo, el patrono puede establecer lineamientos acorde al tipo de negocio que se trate.

Por ejemplo, si se trata de una empresa que presta servicio al cliente, se puede plasmar en dicho documento lineamientos que tiendan a garantizar la efectividad en dicho servicio.

2. Regula obligaciones específicas para el puesto de trabajo:

Por medio del Reglamento Interior de Trabajo, el patrono puede establecer atribuciones específicas al puesto que se trate.

Lo anterior, impacta de forma positiva en la organización puesto que los trabajadores en general tienen conocimiento de sus funciones y las de los demás empleados, evitando así conflicto entre los mismos.

3. Regula las Jornadas Laborales:

En el caso que por la naturaleza de los servicios sea necesario establecer diversas jornadas de trabajo y turnos rotativos, el Reglamento Interior de Trabajo es un instrumento útil para regular las mismas.

4. Establece el Régimen Disciplinario:

Por medio del Reglamento Interior de Trabajo, el patrono puede normar un procedimiento sancionatorio claro para el caso de incumplimiento de las principales obligaciones por parte de los trabajadores. La publicidad de dicho documento, beneficia la relación obrero patronal puesto que ambas partes tienen claridad en los pasos a seguir en caso de infracción.

Conclusión:

Por lo anterior, es recomendable que cuente con un Reglamento Interior de Trabajo debidamente autorizado por la Inspección General de Trabajo, que esté acorde a las necesidades de su negocio.

Esto evitará la imposición de una multa por parte del Ministerio de Trabajo y  Previsión Social y mejorará la relación con sus empleados.