El Permiso de Trabajo para Extranjeros en Guatemala

La importancia de estar bien informado del permiso de trabajo para personas extranjeras en Guatemala (tambien llamado visa de trabajo) radica en que, el extranjero que tiene intención de trabajar en Guatemala y el empleador que desea dar trabajo a un extranjero, deben tomar en cuenta que existe un procedimiento administrativo para formalizar de manera legal esta clase de relación laboral.

Marco legal:

Actualmente la residencia temporal para los trabajadores extranjeros es otorgado bajo la figura de “Trabajador Migrante” y este es emitido por el  Instituto Guatemalteco de Migración por un máximo de 5 años, cuya regulación se actualizó mediante el Acuerdo de Autoridad Migratoria Nacional No. 4- 2019.

Con la nueva regulación se pretende la armonización y colaboración del Instituto Guatemalteco de Migración con el Ministerio Trabajo.

Lo anterior implica que una vez se haya otorgado  la Residencia con resolución favorable, se puede iniciar el trámite para el Permiso de Trabajo, en un plazo máximo de 3 meses.

Es importante hacer mención que contratar a un extranjero no implica excluirlo de la planilla, este también cuenta con todos los derechos que un trabajador guatemalteco.

Trámite:

La solicitud de residencia temporal para trabajador migrante se puede inicar una vez el trabajador haya obtenido una oferta de trabajo, es decir que no es posible solicitarle a una persona extranjera que ya cuente con la residencia y permiso de trabajo si aún no ha sido contratada.

Lo recomendable es que el empleador sea el responsable de gestionar la residencia temporal de trabajador migrante y permiso de trabajo, pues es un trámite que puede resultar un poco engorroso y que requiere de una asesoría profesional de Abogados en Guatemala.

Asimismo, es importante mencionar que antes de iniciar este trámite, la entidad que está solicitando el permiso de trabjo debe estar inscrito como garante, que consiste en inscribir a dicha entidad como un ” Empleador autorizado”, cuyo trámite contiene sus propios requerimientos y documentación.

El permiso de trabajo es una obligación que el Empleador no debe pasar por alto. Si este se omite la situación migratoria del trabajador extranjero no es legal y en consecuencia se estaría incurriendo en un imcumplimiento que puede guiar a una multa impuesta por la Inspección General de Trabajo.