You are currently viewing Estrategias para un buen contrato de trabajo en Guatemala

Redactar un contrato de trabajo puede parecer tarea fácil, existen múltiples modelos de contratos de internet.

Incluso el  Ministerio de Trabajo y Previsión Social brinda un formato para facilitar su elaboración, pero la verdadera pregunta es… ¿El contrato que se utiliza protege los intereses de la empresa?

La importancia de una efectiva asesoría de Abogados en Guatemala y de crear un contrato de trabajo eficiente y adaptado a las necesidades de la empresa radica en que por medio de un contrato es que inicia un vínculo económico con el trabajador.

El contrato es la herramienta dejar las reglas claras, recordando que en el ámbito laboral, ante los órganos administrativos y judiciales, cualquier duda favorece al trabajador.

Por lo anterior no se puede dejar abierta la puerta de la ambigüedad, para lo cual se detallan a continuación diversas estrategias para el diseño adecuado de un contrato de trabajo que proteja los intereses para los cuales fue creada la empresa o la institución donde se labora.

1.UN CONTRATO COHERENTE CON EL GIRO DE LA EMPRESA:

Un contrato de trabajo es como un traje sastre, no le queda bien a todos. Éste debe específicamente estar diseñado de conformidad con el giro de la empresa y las necesidades de la misma.

Por ejemplo si es una empresa que vende bienes o si presta servicios, esta circunstancia debe ir adaptada al contrato de trabajo.

En la práctica usualmente el contrato contempla cuestiones básicas y generales como salario, horario, funciones, entre otros.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que las consecuencias que puedan surgir de una relación laboral dependen considerablemente del objeto mercantil de una empresa.

2. UN CONTRATO ADAPTADO AL PUESTO DE TRABAJO DEL EMPLEADO.

Un error muy usual en las empresas o en los distintos lugares de trabajo es crear un contrato “tipo” para todos los puestos de trabajo.

Aunque ésta ya se encuentre adaptado el giro de la empresa, es también necesario armonizarlo con el puesto del empleado que se está contratando.

Lo anterior debido a que existen puestos de confianza, cargos con distintas responsabilidades, y perfiles distintos.

Por lo cual, para que los contratos de trabajo cumplan el objetivo de evitar futuras contingencias éstos deben congeniar con las dinámicas de cada trabajador, sus funciones, horarios, lugar de ejecución de su trabajo entre otras condiciones.

Por ejemplo, una empresa dedicada al transporte de bienes, es pertinente observar el tema de responsabildad civil, seguro contra daños, rutas permitidas de los pilotos que manejan los vehiculos.

De lo contrario resultaría muy difcil proteger los intereses de la empresa ante un percance si el contrato no estipula estos extremos.

3. UN CONTRATO DEBE DEJAR CLARO LAS REGLAS PARA LAS VENTAJAS ECONÓMICAS.

No todo puestos de trabajo lleva inmerso el hecho de gozar de ventajas económicas.

pero si no se coloca nada al respecto en el contrato, el Código de Trabajo estipula la presunción legal que éstas representan el 30% del salario.

Una estrategia sana y preventiva es colocar un porcentaje menor o establecer que dicho cargo no ostentará alguna ventaja económica.

4. INSCRIPCIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO.

Un error muy común también representa no enviar los contratos al Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

De conformidad con el Código de Trabajo, es una obligación inscribir los contratos de trabajo en el Departamento de Registro Laboral de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

Para poder presentar un Contrato de Trabajo en la Inspección de Trabajo o en un Juzgado de Trabajo y Previsión Social, éste debe tener el sello de recibido el Registro Laboral y así poder tener validez.

El Derecho Laboral es un derecho preventivo no reactivo, y la prevención inicia desde la redacción de un buen contrato de trabajo, evitando así futuros problemas tanto administrativos como judiciales que entorpecen la marcha de la empresa.

Conclusión.

El Derecho Laboral es un derecho preventivo no reactivo, y la prevención inicia desde la redacción de un buen contrato de trabajo, evitando así futuros problemas tanto administrativos como judiciales que entorpecen la marcha de la empresa.

En Guatemala los últimos años a aumentado considerablemente la cantidad de demandas presentados por trabajadores, y esto ha preocupado notablemente al sector empresarial.

Un contrato que no es redactado estrategicamente dificulta el éxito de triunfar ante los juzgados de trabajo, he ahí la importancia de evaular si los contratos que actualmente acoge la empresa me protegerá de una contingencia futura.


Recibe Asesoría legal